Seleccionar página

“Adaptarse o morir”

Por… puede que mi madre.

Seguimos con la segunda historia (la primera puedes verla aquí) de cómo la ola del cambio puede arrasar con un gigante empresarial si éste, no ha cultivado una mentalidad de cambio, por muchos eurillos que tenga, por mucha infraestructura, o la mejor publicidad.

Si no tiene lo más importante, la mentalidad de un buen líder, éste va a morir tarde o temprano.

A ver, vamos a alucinar un poco con KODAK.

Kodak tuvo la brillante idea de inventar en 1973 la cámara de fotos digital.

Pero lo que no hizo kodak fue potenciarla.

Ignoró el mercado de las cámaras digitales.

Pero a ver, ¿por qué la empresa que descubrió el mercado de las cámaras digitales acabaría ignorándolo?

¿No estás ahora mismo leyendo, abriendo los ojos y preguntándotelo?

Pues resulta que en ese momento los altos cargos que dirigían Kodak no apostaron en que las personas veríamos las fotografías en ordenadores, para más tarde verlas en tablets, móviles e incluso retocar con mil y un filtros nuestras fotos.

Apostaron por seguir creciendo en lo que ya eran líderes y altamente rentables, en el procesamiento de películas.

Error señores y señoras, pero este de los gordos porque ellos fueron pioneros madre mía.

 

Pero puede que el cambio asustara, o requería mucha inversión en algo nuevo, algo DESCONOCIDO.

Pero si no lo hacían ellos, alguien detrás vendría y lo haría.

Y así sucedió.